En una rueda de prensa en la Casa de Nariño, el presidente Iván Duque manifestó este miércoles que ningún gobierno debe recibir y darles santuario a los diferentes grupos terroristas, refiriéndose a Cuba y Venezuela.

“Es importante decir que el terrorismo sigue siendo una amenaza global y ningún Estado en virtud de la resolución 1373 le puede brindar apoyo y auxilio a quien esté vinculado a estas organizaciones. Por eso, nosotros hacemos efectivas las circulares rojas”, precisó.

Las declaraciones de Duque se dan después de que el exmandatario Juan Manuel Santos le pidió al presidente de Estados Unidos, Joe Biden, que revoque la designación de Cuba como país patrocinador del terrorismo.

El Nobel de Paz, quien hizo la petición a través del movimiento The Elders, le solicitó al líder demócrata que “tome medidas inmediatas” para revertir la decisión tomada por Donald Trump de designar a la nación caribeña como estado patrocinador de grupos al margen de la ley.

“Cuba debe ser aplaudida por la función crucial que desempeñó para ayudar a poner fin a décadas de conflicto y facilitar la reconciliación en Colombia, y no enfrentar sanciones por haberlo hecho”, puntualizó el expresidente.

La Administración de Iván Duque, en aquella oportunidad, celebró la decisión de Trump de incorporar a la isla en la lista de estados patrocinadores de las agrupaciones terroristas, principalmente por ser mediador de los acuerdos de paz entre el Gobierno Santos y las Farc.