Las estaciones afectadas fueron las de Mazurén (calle 153), Alcalá (calle 134), Pepe Sierra (calle 116) y Calle 106, cuyas puertas resultaron rotas por los balines disparados desde una camioneta negra que ya está identificada por las autoridades.

Este miércoles el servicio en esas estaciones es normal.

Antes de que los vándalos destruyeran las puertas, se presentaron bloqueos de alrededor de 5 minutos en diferentes puntos de la troncal de la Autopista Norte, como las estaciones de Alcalá, Prado, Calle 100 y Calle 85, informó Caracol Radio.

Esos bloqueos por protestas de los usuarios se produjeron hacia las 7:00 de la noche, lo que repercutió en la operación en otras estaciones del sistema.

“En todos los casos se enviaron buses vacíos, pero las personas subían a los vehículos y luego invadían de nuevo el carril exclusivo para bloquear el paso de los buses, generando retrasos en la operación durante la hora pico de la tarde”, explicó Transmilenio en un comunicado.

La empresa también aseguró que las autoridades están investigando las circunstancias en que se presentaron estos actos de vandalismo contra el sistema para determinar la responsabilidad en esta situación, y para establecer si los bloqueos ocurridos horas antes tuvieron alguna relación con los ataques a las estaciones.

Además, anunció que interpondrá una denuncia penal por lo ocurrido y rechaza “los hechos y cualquier acto de vandalismo que afecte a los más de 2.5 millones de personas que a diario se movilizan en el Sistema; y hace un llamado a los usuarios a cuidar la infraestructura”.

Recordó que el mantenimiento correctivo de cualquier puerta del sistema puede costar entre 500.000 pesos y 20 millones de pesos, dependiendo el tipo de daño. Poner solo un vidrio nuevo, por ejemplo, cuesta alrededor de 900.000 pesos y cada puerta tiene entre 2 y 4 vidrios.

A esta situación se sumó en la noche de este martes una riña entre hinchas de equipos de fútbol que dejó un herido en la calle 26.

También, una mujer denunció que fue tocada en una estación de la Calle 80.