La Policía recibió el llamado del niño de 11 años diciendo que estaba solo en su casa, cuidando a su hermanito de tan solo 6 meses, informó Noticias Caracol.

Cuando las autoridades llegaron al hogar se dieron cuenta de “las malas condiciones del lugar”, por lo que tomaron la decisión de entregarle los niños al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, añadió el informativo.

La entidad de protección para la primera infancia ya asumió la investigación; esta determinó que los niños fueron dejados a su merced, debido a que la mamá estaba “ocupada en otras obligaciones”, concluyó ese noticiero.