Los hechos ocurrieron en el Batallón de Policía Militar número 13, ubicado en la localidad de Puente Aranda, en la capital.

El Ejército dijo en un comunicado que no está claro lo que pasó con el bachiller y por eso la investigación la asumió la Fiscalía.

“De manera inmediata se ordenó abrir las investigaciones penales y disciplinarias pertinentes para que las autoridades competentes establezcan las circunstancias de modo, tiempo y lugar en que ocurrieron los hechos”.

La institución agregó en el texto que proporcionará toda la información necesaria para esclarecer la muerte que ya han calificado como confusa.

Además, expresaron su solidaridad con la familia, a quien le brindan el acompañamiento necesario en estos casos.