El hecho ocurrió en el edifico Eternity, ubicado en el barrio Alto del Prado de Barranquilla, informó El Heraldo.

Iván Jiménez, un abogado que reside en un edificio aledaño, le contó a ese diario que si bien las autoridades controlaron a las personas con el megáfono en la noche del domingo, al otro día empezaron la bulla:

“Con el megáfono le gritaban groserías a las personas que iban pasando por la calle, les llamamos a la autoridad y ellos vinieron, los controlaron y los bajaron de la azotea; sin embargo, en la madrugada otra vez comenzaron”.

De acuerdo con el mismo medio, la Policía acudió por segunda vez al edificio Eternity y les impuso una multa de 700.000 pesos a las personas con el megáfono, por alteración del orden público.

El Heraldo y Armando Benedetti, senador del Partido de La U, compartieron los siguientes videos de lo sucedido: