La Secretaría de Movilidad de Cali, donde Amero fue detenido por evadir un reten —al parecer— porque conducía en estado de embriaguez, le impuso una multa de cerca de 32 millones de pesos por negarse a soplar el dispositivo que indica el grado de alcohol con el que conduce una persona, informó Blu Radio.

“Con base en la ley 1696, por negarse a la prueba, se le aplica una sanción de más de $30 millones, y la inmovilización del vehículo por espacio de diez días”, dijo William Bermúdez, subcomandante de agentes de Tránsito Cali.

Armero, además, deberá asistir a una audiencia —dijo el uniformado en la emisora— en la que se le podría suspender su licencia de conducción por un tiempo parcial, que no específico cuánto sería.

El bochornoso hecho ocurrió en el sector de Pance, en el sur de la capital del Valle del Cauca, después de que el popular ‘Miñia’ pasara por alto el control de las autoridades de movilidad, que metros después lo detuvieron y le inmovilizaron el carro.

Este no es la primera controversia que Armero protagoniza por consumir alcohol.

Cuando jugaba para el América de Cali (2018), lo vieron bebiendo durante la celebración del Festival Petronio Álvarez, en la capital del Valle.

Asimismo,  el pasado 22 de mayo, Armero fue despedido por los directivos del club Alagoano de Brasil por andar de fiesta. Sin embargo, una semana después de ser echado, fue contratado por el Guaraní de segunda división en ese país y donde dejó de jugar en diciembre pasado.