El hombre fue identificado como Walco Hernández, de aproximados 48 años de edad, y su hija, en diálogo con Zona Cero, dijo que el paciente viajó desde la población de Galapa para cumplir con una cita médica.

No obstante, aseguró la mujer, “por ser muy temprano” no lo habían atendido, pues el medio dice que la muerte se produjo a eso de las 8:00 de la mañana y que el hombre sintió “un dolor” fuerte en el pecho.

Aunque no hay claridad sobre la hora en la que estaba programada la cita ni el tiempo que el paciente llevaba allí esperando, lo cierto es que, dice Zona Cero, cuatro horas después el cuerpo seguía tendido sobre el pavimento y cubierto apenas con una manta.

Esta situación provocó molestia entre quienes presenciaron la situación y quienes transitaban por el sitio (sobre la calle 70 con carrera 43) ya que, de acuerdo con La Libertad, la joven intentó buscar ayuda pero “nadie se la prestó” por temor a que estuviera contagiado de coronavirus.

“En verdad, casi no se entiende una situación de estas, porque a unos metros está la EPS que debió atender este paciente, pero no, con la excusa del COVID-19, ni siquiera salieron con los elementos de bioseguridad a prestarle la ayuda. Dejaron sola a su hija que se defendiera como pueda”, comentó el diario barranquillero.

Los dos medios compartieron imágenes en donde se aprecia que varios policías llegaron al sitio para cubrir el cuerpo mientras se adelantaba el procedimiento para recogerlo.

Además, La Libertad hizo un llamado para que autoridades competentes en Barranquilla “replanteen los protocolos” de atención, pues el coronavirus no debe ser “excusa para no prestarle ayuda a un paciente, porque es paciente de Salud Total y se les murió en las puertas a esta entidad. ¿No hay derecho?”.