La pelea entre Retamozo y el padrastro de su hijo se dio en horas de la noche del domingo pasado en una vivienda del corregimiento de Palmira, y tuvo un trágico desenlace debido a que el hijo de la mujer, de apenas 18 meses de nacido, fue apuñalado en varias ocasiones en plena vía pública, informó El Heraldo.

La mujer le contó a ese medio que el altercado se dio porque ella le hizo saber a su novio, identificado como Luis David Sánchez, de 24 años, que no quería continuar con esa relación, ya que en los ocho días que llevaban de convivencia se percató de que estaba con un hombre que la maltrataba física y psicológicamente.

“Antes de matar a mi hijo, me dijo: ‘Te voy a dar por donde más te va a doler’”, narró la inconsolable mujer en el medio regional.

En cuanto a los hechos, el periódico detalló que luego de agredir a la mujer el señalado responsable salió corriendo de la vivienda con el bebé en sus brazos, y que cuando ya estaba en la calle amenazó con apuñalarlo si la comunidad intentaba detenerlo.

Fue así, dice, que el hombre “le propinó varias puñaladas al niño en el estómago”, y que aunque varias personas se lo alcanzaron a quitar el esfuerzo fue en vano ya que cuando lo llevaron al hospital estaba muerto.

El portal de noticias De Frente dio a conocer el reporte de la Policía, en donde se habla de que el presunto agresor, al parecer, estaba bajo el efecto del alcohol cuando comenzó la discusión con su pareja, y que será judicializado por homicidio agravado.

“En medio de una fuerte discusión, agarró al indefenso niño a quien llevó hasta la carretera Troncal del Caribe y con un arma blanca le produjo varias heridas en el tórax y el abdomen”, dice el informe, que recoge el medio local.

La comunidad logró detener a Sánchez Barraza y le propinó una golpiza, motivo por el que la Policía tuvo que intervenir para evitar que lo lincharan. Por eso, en las fotos el hombre aparece con el rostro ensangrentado.

Luis David Sánchez, capturado / Foto: Policía-vía Seguimiento.co
Eva Sandrith Retamozo, madre del bebé / Foto: tomada de El Heraldo