El asesinato de la mujer ocurrió el pasado 21 de diciembre en una vivienda del barrio Santo Domingo, sector La Avanzada, y la víctima fue identificada por ese organismo con las iniciales de M.H.A, de 38 años.

La mujer tenía 8 meses de embarazo y, según dice la Fiscalía en un comunicado, en la inspección al cuerpo se encontró que le habían propinado “29 lesiones por arma blanca”.

Los investigadores del CTI en Medellín “establecieron que el mismo día de los hechos, el presunto agresor habría accedido en contra de su voluntad a su expareja menor de edad, hija de la hoy occisa y quien días antes terminó la relación afectiva”.

La investigación también arrojó que luego de que se cometiera la agresión sexual, “el hombre le habría dicho a la menor que le iba a hacer algo ‘que no olvidaría nunca’”, se lee en la comunicación.

La Fiscalía dio a conocer que el hombre fue capturado esta semana en el barrio El Poblado y que no se allanó a los cargos que le imputaron por homicidio agravado y acceso carnal abusivo con menor de 14 años, pero que un juez ordenó enviarlo a una prisión.

También, el organismo acusador resaltó que el juez autorizó que se recolectara material biológico del presunto asesino para cotejar su ADN con algunos “tejidos epiteliales” que se encontraron en la escena del crimen.