La joven señala directamente al excandidato al Senado por el Partido Liberal Carlos Humberto Isaza, y lo responsabiliza de un “acoso” constante debido a que son vecinos en una finca ubicada en la capital de Risaralda.

Gaviria le explicó a Pulzo que el problema con este vecino empezó desde que su padre decidió cortar unos arbustos de swinglea que están en su predio, y que sirven como lindero entre las dos propiedades.

“Mi papá la podó para que vuelva a nacer bien, y ahora desde la casa de él se ve todo hacia nuestra casa. Me imagino que su molestia decidió demostrarla acosando a las mujeres de la casa”, denunció la joven.

Gaviria aseguró que el “acoso” empezó con grabaciones y expresiones de mal gusto por parte del político, y que luego de eso pasó a lanzarles comentarios morbosos:

“Todos los comentarios son en relación con algo sexual. Nos ha dicho cosas como: ‘Ojalá no salgan estrellitas porno’, comentarios obscenos, y una vez me vio sentada en la sala en un vestido y dijo: ‘Véala, está semidesnuda’. Cuando mi mamá trabaja en el computador, dice: ‘Véalas cómo ven porno”.

La joven dice que su vecino solo acosa a las mujeres que viven en la casa, pero que a su padre “nunca le ha hecho esos comentarios”.

Somos cuatro mujeres y es muy difícil sentirse en peligro en su propia casa”, agregó Gaviria, y dijo que el caso ya está en conocimiento de la Policía.

La mujer también expuso esta denuncia a través de sus redes sociales, y allí publicó un corto video y varias imágenes para mostrar que el vecino ronda su casa de día y de noche. Este medio intentó comunicarse con el excandidato, pero no fue posible ubicarlo.