La historia comenzó durante la semana en que el país sintió las protestas en contra de los casos de abuso de autoridad por parte de la PolicíaEn ese momento, Tabares apareció en Twitter llorando y lanzando una seria acusación contra la institución.

En el video, ella aparece con la fotografía de un bebé en la mano. Asegura que un policía había matado al niño con un bolillazo durante un operativo para, supuestamente, quitarle un carro de tintos en el Parque Bolívar, en Medellín.

En su desesperado llanto, aseguraba que el hombre, detenido, la amenazaba desde la cárcel.

Este es el video con la acusación, que luego fue desmentida en redes sociales:

Pero en realidad, ni bebé ni asesinato ni abuso

Después de que la denuncia recorrió todas las redes, Vanesa Ramírez vio sorprendida las publicaciones de Tabares. Y no era para menos; la foto era de su hijo, fue tomada hace seis años y apareció muy lejos de su lugar de residencia, pues la sorprendida madre vive en San José del Guaviare.

Ramírez reconoció a la impostora, y le contó a El Tiempo de dónde fue que Tabares sacó la foto de su hijo.

Hace unos seis años, el hermano de Ramírez tuvo una corta relación sentimental con Tabares; después, ella se comunicó con Ramírez desde Medellín.

Les dijo que estaba embarazada y que necesitaba de la ayuda de la familia. La mujer le contó al periódico que en ese momento le pidieron que tratara de buscar a su hermano pues la familia no podía hacer nada desde el Guaviare.

Tiempo después, tras pedirles dinero y no recibir nada, les dijo que “la bebé estaba muerta”, detalla el medio impreso.

Desde ese momento, Ramírez no volvió a saber de Tabares hasta que el viernes se difundió su falsa denuncia en redes sociales.

“Esta señora se está lucrando con esto, pide que la ayuden y lleva como 6 años con el mismo cuento, con la misma foto”, concluyó la madre indignada. .

Acá, el testimonio de la madre del niño, que contó la verdad sobre la foto usada por Tabares: