Aún se desconocen las causas que originaron el fuego que, de acuerdo con El Heraldo, inició pasadas las 12 de la madrugada de este martes en la habitación de Antonela Sánchez Salazar, de 4 años, y de Kilery Ibarra Salazar de 9.

El padre de las niñas, que igual que su esposa es de origen venezolano, según Blu Radio, intentó ayudar a las pequeñas pero le fue imposible sacarlas del lugar donde ellas quedaron calcinadas.

Por esa heroica pero fallida acción, el extranjero, identificado como Antonio Sánchez Naranjo, de 30 años, sufrió quemaduras en el 40 % de su cuerpo, sobre todo, en las extremidades superiores, indicó la emisora.

Por su parte, la mamá, Julieth Salazar Reales, de 32 años, presenta problemas respiratorios, al igual que un bebé de un mes de nacido, hijo menor de la pareja, agregó la  frecuencia radial, por lo que se encuentran en la Clínica San Ignacio, de la capital del Atlántico.

El estado de salud del padre es delicado, señala ese medio.