A pesar de que fue hospitalizada e inducida en un coma después de haber sido encontrada en el caserío de Puerto Alegría, la pequeña murió debido a la gravedad de las heridas que sufrió por culpa del brutal ataque.

“Lamentamos profundamente el deceso de la paciente. Su fallecimiento fue producto de una hipertensión endocraneana refractaria y una disfunción de múltiples órganos, secundaria al trauma encefalocraneano severo con politrauma”, manifestó Mario Andrés Suaza, gerente del centro médico, en declaraciones recogidas por el diario La Nación.

El funcionario, de igual manera, aseguró en un comunicado de prensa que debido al tipo de muerte de la menor, el hospital realizó el respectivo llamado a la Fiscalía General, indicó el impreso huilense.

El lamentable hecho se presentó el pasado 29 de junio, cuando los familiares de la niña se percataron de su ausencia y procedieron a buscarla. Horas más tarde, según el ente investigador, la pequeña fue hallada “inconsciente a orillas de la quebrada Caguancito, en medio de dos piedras y semidesnuda”.

La Fiscalía, de igual manera, confirmó la captura del presunto agresor, identificado como  Sebastián Mieles (27 años), a quien se le imputaron cargos por delitos de tentativa de feminicidio agravado en concurso con acceso carnal violento agravado, aunque no aceptó su responsabilidad.