El accidente ocurrió este lunes en la tarde cuando el menor se movilizaba en una bicicleta, pues según informó La Guajira Hoy regresaba de hacerle un mandado a la mamá y fue embestido por el automóvil cuando intentaba cruzar la vía, a la altura del kilómetro 35.

El medio local dice que en un principio el niño no fue identificado ya que sus familiares “retiraron el cuerpo del lugar”, y que la comunidad intentó atacar al conductor del vehículo.

Horas después, dice, se supo que la víctima era Luis Jusayu, uno de los niños que hizo parte del proyecto para elaborar las celdas solares que la Nasa envió al espacio, el pasado 20 de junio, en el cohete Orión Terrier Mejorado.

Horas antes de la muerte del menor, El Heraldo había publicado detalles del proyecto y del aporte que hicieron los estudiantes de la institución educativa Ricardo Gómez, de la comunidad Ishipa, en donde Jusayu cursaba cuarto grado de primaria.

Ese medio dialogó con Shary Llanos, de la Corporación Del laboratorio al Campo (DLC); entidad que desarrolló el proyecto, y lo primero que dijo fue que el niño hizo parte de ese logro y que lo recuerdan por su “sonrisa que contagiaba, y un liderazgo innato”.

La corporación DLC compartió un mensaje en sus redes sociales en donde dice que “Néstor Luis se fue a ver más de cerca el universo; ahora, él es la estrella más hermosa que ilumina su amada Guajira”.

En cuanto al conductor del bus, El Heraldo dice que según testigos él intentó frenar y hasta hizo una maniobra para esquivarlo, pero que de todas formas golpeó al menor y lo lanzó a un costado de la carretera.

El medio local conoció que este hombre se presentó ante las autoridades de manera voluntaria asegurando que era el conductor del vehículo, y que fue identificado como Nilson Monas Muñoz, de 54 años, y oriundo del Tolima.