El animal tiene “alto grado de deshidratación, lesiones en rostro, encías, pérdida de dientes y baja condición corporal”, informa el Instituto Distrital de Protección y Bienestar Animal.

Luego de encontrarlo, funcionarios de la entidad trasladaron al tití gris a la Unidad de Cuidados Intensivos para su “tratamiento y monitoreo permanente”, añade el Instituto.

La criatura no se encuentra en su hábitat natural puesto que proviene del norte del país; por esto, se desconocen los motivos por los cuales fue traído a la capital. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el mono tití gris es una especie animal que ha sido víctima del tráfico de animales, señala el Zoológico Santa Fe.

El mono títí gris es una especie de primate que “enfrenta un alto riesgo de extinción en estado silvestre a mediano plazo debido a la pérdida de su territorio, al espacio reducido en el que habita y al comercio ilegal del que es objeto”, indica el infome.