Antanas Mockus dijo que es un deber de “todos los colombianos” “sacar adelante la paz”, y por eso les pidió a los uribistas no radicales que tomen una posición favorable con respecto a lo pactado entre el gobierno de Santos y la entonces guerrilla de las Farc.

“Todos los colombianos tenemos el reto de sacar adelante la paz. Propongo que fundemos un Uribismo por la PAZ, si ellos aceptan yo le jalo”, escribió en sus redes sociales.

Al parecer, la pretensión de Mockus es que los seguidores de Álvaro Uribe, uno de los principales opositores del proceso de paz, reflexionen sobre las diferentes movidas que desde el uribismo se han hecho para obstaculizar el acuerdo y, sin desconocer sus ideas políticas, ayuden para que se reduzca la polarización en el país.

Como Mockus, hay otros que creen que es posible encontrar un punto en común entre los sectores opositores, que permitan seguir adelante con la paz.

Un ejemplo es Juan Manuel Acevedo, subdirector de Noticias RCN, que concluye en su columna de El Tiempo, que si el presidente Iván Duque quisiera lograr acuerdos realistas entre los sectores opositores, tendría que crear un “pacto generacional” en el que en vez de negociar con radicales como Uribe, hable con gente como Gabriel Santos, José Jaime Uscátegui o Edward Rodríguez, uribistas con más tendencia al “‘centro-centro’”.

Precisamente, por eso es que Acevedo, en el diario, resalta la actitud de Juanita Goebertus. Pues, según él, ella es una congresista “independiente” que si bien está en contra de posturas del Gobierno, también apoya otras, según sus propios ideales.