La moción de censura en contra del ministro de Defensa, Guillermo Botero, tiene que ver con las declaraciones que entregó en medios sobre la muerte del excombatiente de las Farc Dimar Torres, el pasado 21 de abril, del que dijo había sido dado de baja en medio de una refriega con militares, en Norte de Santander.

Pese a estas afirmaciones de Botero, se supo luego que Torres fue asesinado por militares. Incluso, el general Luis Villegas, comandante de la Fuerza de Tarea Vulcano, reconoció la responsabilidad de varios de sus hombres y pidió “perdón” a la comunidad.

Otra de las razones que motivaron la moción de censura tiene que ver con la publicación que hizo el periódico The New York Times, referente a las directrices que se impartieron desde el Ejército y que, a juicio de ese medio, podrían abrirle la puerta de entrada a los denominados ‘falsos positivos’, mencionó la representante Juanita Goebertus, en el programa Semana en Vivo.

“El segundo componente (para citar a la moción) está relacionado con prevenir las violaciones a los derechos humanos y tomar acciones directas para reprimir a quienes los cometen. En el caso de Dimar Torres las manifestaciones del ministro de Defensa son gravísimas en torno a negar los hechos”, resaltó Goebertus.

Pero mientras la oposición hace cuentas de las presuntas irregularidades del ministro para apartarlo de su cargo, Botero llega al debate confiado en que no lo removerán ya que tiene el respaldo de la mayoría de partidos afines al Gobierno.

De eso es consciente la representante Katherine Miranda, una de las que cita al debate, que dijo en Blu Radio que aunque no cuentan con las mayorías de todas formas cree que dar esta discusión es importante para “mostrar las cosas en los medios y en el Congreso. Debemos dar una alerta y que el hecho de presentar la moción sea positivo”.

En ese sentido, El Tiempo dio a conocer que “hay pocas probabilidades de que el ministro sea removido”, pues asegura que el Centro Democrático, los conservadores y las colectividades cristianas “no van a permitir” que la moción prospere.

Además, el periódico asegura que según fuentes el Partido Liberal y Cambio Radical “no le caminarán a los opositores” en su intención de sacar a Botero.