Obando expuso su caso en entrevista con Blu Radio, y lo primero que dijo fue que aunque le “daba pánico la pólvora” resultó quemado con ella, en medio de un festejo en el que varios de sus acompañantes la manipulaban cerca de él.

“Me cayó un volador y me estalló a la altura del oído derecho. Además, tuve una quemadura de segundo grado del cuello para abajo”, narró el hombre, y dijo en la emisora que lo más irónico de todo es que él ni siquiera estaba tocando ese material.

“No puedo creer que me haya tocado a mí”, expresó Obando, y recordó que trabajó en entidades públicas en donde precisamente enviaba “mensajes alusivos al no uso de la pólvora”.

Por eso, el afectado les pidió a quienes celebran esta época navideña con pólvora que piensen primero “en su familia” y en los daños que pueden ocasionar a otras personas. “Es tomar conciencia y cultura de que eso no está bien hecho”, puntualizó en la emisora.

Y es que la preocupación de este hombre es similar, quizá, a la que sienten las autoridades competentes en Medellín, pues según dio a conocer Caracol Radio hasta la fecha hay un incremento del 800 % en la cifra de quemados con pólvora.

Esto, porque mientras en los primeros cinco días de diciembre ya se cuentan ocho lesionados, en el mismo periodo del año pasado solo se había reportado una persona afectada.