En su mensaje grabado en video, el presidente Iván Duque se refirió a los líderes sociales y a defensores de derechos humanos, y destacó que son ellos los que “construyen una sociedad más digna”.

“Quiero aprovechar este espacio para honrar a las víctimas de la violencia en mi país”, dijo Duque, y exaltó los “esfuerzos que hacen realidad líderes y lideresas sociales que construyen una sociedad más digna, más generosa y que, a pesar de las dificultades, no cesan en su empeño de construir un país para todos”, según video que publicó Presidencia.

“A ellos y a todos los colombianos les reconocemos esa vocación para construir futuro, para hacerlo zanjando heridas, sanándolas, pero, al mismo tiempo, para que la fraternidad, en el marco de una legalidad certera, nos haga sentir orgullosos”, resaltó.

Este homenaje que hizo el presidente Duque, ante la plenaria de la Asamblea de Naciones Unidas, se da en medio de la creciente cifra de asesinatos en la que ya se cuentan, según un informe de la organización Indepaz, cerca de “1.000 líderes sociales y defensores de derechos humanos” víctimas de la violencia.

Ese número de muertes se contabiliza desde la firma del acuerdo de paz, en septiembre de 2016, hasta el 21 de agosto de 2020, y en el informe que Indepaz presentó hace un mes están detallados los nombres, los lugares donde se cometieron los homicidios y el rol de liderazgo que ejercía cada una de las víctimas.

Fue por eso que un grupo de congresistas de Estados Unidos —94 para ser más precisos— le envió una carta al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, para que le exija explicaciones al gobierno colombiano por el incremento de masacres y para que proteja a los líderes y de defensores de derechos humanos que vienen siendo amenazados por grupos ilegales.

Es aquí en donde viene el regaño de los congresistas, en su mayoría demócratas, pues consideran que el Gobierno de Duque ha descuidado la seguridad de estas personas.

“La lentitud de la administración Duque en la implementación del Acuerdo de Paz, el fracaso en llevar las instituciones civiles del Estado a las zonas de conflicto y su persistente incapacidad para prevenir y judicializar los ataques en contra de los defensores, han permitido que esta tragedia se desate sin control”, dice la misiva, con fecha del 31 de agosto.

Este es el discurso completo del jefe de Estado colombiano (habla desde el minuto 21 en adelante):