Este nuevo hecho de violencia intrafamiliar ocurrió el 21 de marzo pasado, en Manizales, cuando comenzaban en todo el país las medidas estrictas para enfrentar la pandemia del coronavirus.

Ese día, el joven de 15 años golpeó con una varilla a su mamá porque le prohibieron salir de la casa debido a que había sido ordenado en la capital de Caldas el toque de queda.

El esposo de la mujer víctima, al ver la situación, salió al dar aviso a la Policía, reporta la Fiscalía en un comunicado. Los uniformados entraron a la residencia y esposaron al joven “debido a la agresividad que presentaba”.

En la actuación, los uniformados incautaron una varilla, con la que, al parecer, se produjo la agresión.

Como resultado de la agresión del menor, la madre reportó en su brazo una laceración en extremidad superior izquierda y leve equimosis, agrega el despacho oficial.

Según la denuncia de la madre, su hijo días atrás la habría empujado contra una puerta porque no lo dejó salir. También afirmó que el menor tiene problemas de consumo de estupefacientes.

Un fiscal de la unidad de Infancia y Adolescencia obtuvo del Juzgado Segundo Penal del Circuito de conocimiento de adolescentes de Manizales una sanción condenatoria contra el menor por el delito de violencia intrafamiliar agravada. El menor aceptó su responsabilidad en los hechos.

El adolescente deberá cumplir con la sanción de medio semicerrado en la modalidad internado abierto por 12 meses.

El joven permanecerá internado de lunes a viernes y sábado y domingo estará con sus padres. La determinación se deberá cumplir en el centro de recepción de menores La Ciudadela Los Zagales en Manizales.