El primer reporte de este hecho lo dio a conocer Sucesos Cauca, que dijo que la víctima tenía 17 años de edad, que estaba en estado de gestación y que junto a su cuerpo hallaron un letrero “alusivo a las Farc”.

El medio local dijo que el reporte preliminar de las autoridades daba cuenta de que la menor era oriunda de San Vicente del Caguán, en Caquetá, y que de allí salió huyendo debido a que habría sido víctima de “abuso sexual por integrantes de grupos armados ilegales”.

“En la escena del crimen, los responsables dejaron un letrero en el que la señalan como informante del Epl”, detalló el medio en su página en Facebook.

Frente al estremecedor caso, Noticias Caracol entrevistó al alcalde de Morales, Víctor Félix Sandoval, que dijo que este crimen “quita la tranquilidad” de su municipio y “la gente está confundida y sorprendida”.

“Era una persona muy joven, y lo que dicen es que estaba en embarazo y eso aumenta la tristeza. Tenía amenazas y venía huyendo”, comentó Sandoval.

El noticiero dice que Salazar Villarreal había llegado a la población hace unos 15 días atrás, y que salió de Caquetá donde “había sido víctima de violencia sexual”.

En la zona en donde fue hallado el cuerpo de la joven, de acuerdo con el medio regional, hay fuerte presencia de la estructura ‘Jaime Martínez’ de las disidencias de las Farc, grupo que está al mando del sanguinario alias ‘Mayimbú’.

El crimen de la menor se suma al de Segundo Maximiliano León, un hombre que fue ultimado a tiros en su vivienda al parecer por disidentes que delinquen en la población de Argelia. Según contó en el informativo Walter Aldana, representante del observatorio de conflicto Tierra de Paz, desde que el Gobierno ordenó la cuarentena van 28 asesinatos en el Cauca.