Los profesionales de la salud también han salido a protestar a las calles de la capital del Cesar, y aunque terminaron con un plantón en las oficinas de la Secretaría de Salud, siguen sin obtener respuesta, informó RCN Radio. 

Estamos desesperados, hay días que no tenemos ni para el transporte, pero aun así cumplimos con los turnos. Entiendan que estamos dejando a una familia en casa con necesidades; a mí me deben 11 meses de salario, las deudas que hemos adquirido por este atraso nos están asfixiando”, detalló a esa emisora, una enfermera del hospital.

De acuerdo con la información, serían al menos 700 profesionales de la salud los que trabajan en ese centro médico y no han visto un solo peso en largo tiempo. 

Por el cese de actividades de algunos de ellos, los servicios de consultas generales y cirugías no esenciales estarían suspendidos desde hace más de 3 semanas, agregó esa frecuencia radial. 

Lamentablemente, la situación parece ser el indicador de un problema que aqueja a varios centros asistenciales, en ese departamento del norte del país. 

Manuel Díaz, presidente del Sindicato Nacional de la Salud y la Seguridad Social de Cesar, indicó a El Heraldo que “en todos los hospitales del Cesar, no solo en el Rosario Pumarejo, se viene dando una problemática de recuperación de carteras que tienen con las EPS. […] Ese es el punto álgido del problema: la situación financiera”. 

La gran deuda del único centro médico de alto nivel en Valledupar asciende a los 60 mil millones de pesos, cifra que el Ministerio de Salud se comprometió a gestionar con ayuda de la Superintendencia de Salud, concluyó RCN Radio.