El exdirector del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) insiste en que tiene los nombres de altos oficiales del Ejército y funcionarios de Estado, que planearon, ejecutaron y encubrieron a los autores materiales del crimen contra Luis Carlos Galán Sarmiento, indicó la revista Semana.

Esta es la ficha más importante que se está jugando Miguel Maza Márquez para ser aceptado en la Justicia Especial para la Paz (JEP), y con la que, según él, podría recalcar su inocencia y recuperar su libertad, agregó el medio.

La apelación del fallo de la alta corte está en poder del tribunal de cierre de la JEP, que tomaría una decisión esta semana, señaló la revista.

Además, el general aseguró que los acontecimientos por los cuales fue juzgado tienen una estrecha relación con el conflicto armado en Colombia, ya que involucran a miembros de la inteligencia militar, que habrían entrenado a paramilitares, y hecho alianzas con el narcotráfico.

“No es de poca relevancia la información que puedo suministrar por la acción u omisión de altos mandos militares en los hechos atribuidos a los grupos paramilitares”, dijo Maza Márquez a la publicación.

Otra grave denuncia que hace el exdirector del extinto DAS es la corrupción que presuntamente hubo en la alta corte durante su proceso; indicó que funcionarios judiciales le exigieron altas sumas de dinero a cambio de dar un fallo a su favor, añadió Semana.