El instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) detalló que las víctimas estaban al borde de la carretera del corregimiento del Plateado, ubicado aproximadamente a 45 minutos del casco urbano del municipio.

Las víctimas no han sido identificadas, pero los cuerpos ya fueron trasladados al municipio para la inspección necesaria.

Al lado de los cuerpos, las autoridades encontraron un panfleto en el que las disidencias de las Farc se atribuyen el crimen y señalan a las víctimas como “infiltrados del Eln.

“Tienen unos letreros que dice que son del Eln y los culpan de la operación de ayer, cuando el Ejército no usa informantes sino una inteligencia Técnica”, dijo al respecto, el general Marco Mayorga, comandante de la Tercera División a Noticias Caracol.

A lo que se refiere el oficial, explicó el informativo, es que hace dos días, al menos 2.000 soldados habían llegado allí para adelantar una ofensiva contra las disidencias de las Farc y grupos de narcotráfico que se disputan las rutas hacia el Pacífico. Los criminales tomaron represalias contra la comunidad y, con amenazas, los obligaron a impedir la operación militar en inmediaciones al Cañón el Micay.

“La comunidad se alza, se mete dentro del combate arriesgando su vida de forma temeraria y separa a los bandidos que ya se van a rendir y para proteger a los heridos”, añadió el general Mayorga.

No obstante, Jhonatan Patiño, alcalde de Argelia, intentó explicar las acciones de los habitantes del municipio en ese mismo medio: “Cuando ve presión del Ejército, el grupo armado entra casa por casa y obliga a la gente a salir”.

El coronel Rosemberg Novoa Piñeros, comandante del Departamento de Policía del Cauca, reconoció que la comunidad está bajo amenazas para que, con asonadas, saquen a los militares que llegaron, pero también dijo en la W Radio que hay intereses en los negocios ilícitos de esa región.

Según Indepaz, esta es la masacre número 11 en lo que va del 2021 y la segunda en el departamento del Cauca, pues el pasado 17 de enero ya habían sido asesinadas tres personas en Popayán.

Por eso, la Red por la Vida y los Derechos Humanos del Cauca insistió en el riesgo en el que está la población y pidió ayuda del Estado: