El diario La Nación informó que la masacre se registró en la vereda Quebradón Sur, y que dos de las víctimas son Jimmy Betancourt Ortiz, de 43 años de edad, y su hijo, Alejandro Betancourt, de 25.

La tercera persona muerta fue identificada como Camilo Rayo, y el medio asegura que tenía 18 años de edad y que era “un empleado de la finca” en donde se presentó la matanza.

En cuanto a los hechos que rodean esta nueva masacre, el coronel Johny Hernando Bautista, comandante de la Novena Brigada del Ejército, dijo, en Blu Radio, que los asesinos llegaron a la vivienda preguntando “por un dinero y armas”, y que luego de eso abrieron fuego contra las tres personas, una de ellas de 17 años (el trabajador).

“Según información entregada por residentes de la vereda, estos sujetos les habían dicho que esto era por estar cuidando el ganado y la finca a Los Barrera, lo que abriría la hipótesis de que se trataría de un ajuste de cuentas contra las personas capturadas en el mes de junio”, detalló, en la emisora, el alto oficial.

La inspección de los cuerpos quedó a cargo del CTI de la Fiscalía, y autoridades de Ejército y Policía tratan de establecer qué grupo armado cometió estos crímenes, pues la frecuencia dijo que en la zona delinque la disidencia de las Farc al mando de alias ‘el Paisa’.

Los dos medios coinciden al decir que esta es la segunda masacre que se presenta en esa zona de Algeciras, Huila, luego de que el pasado 16 de julio al menos seis hombres fuertemente armados asesinaran a cuatro personas en una finca, y dejaran heridas a otras dos, hecho que obligó a varias familias a salir de allí.

La masacre sigue impune y los familiares de las víctimas mantienen en zozobra, pues, pese a haber salido del municipio, siguen recibiendo amenazas” de muerte, agregó el diario regional.

El medio Prensa Huilense publicó una imagen de padre e hijo que fueron asesinados.