La información apunta a que esta nueva masacre fue perpetrada en el corregimiento de Cuturú, en zona rural de Caucasia, por “varios hombres, que vestían prendas de uso privativo de la fuerza pública”, según detalló Noticias Caracol, medio que recogió las declaraciones del coronel Jorge Cabra, comandante de la Policía de Antioquia.

El oficial dijo que los hechos se registraron en la madrugada de este domingo, y el informativo agregó, con base en declaraciones de la comunidad, que los delincuentes se desplazaban en lanchas por el río Nechí.

“Llegaron al centro del poblado disparando indiscriminadamente contra habitantes, como resultado se presentan varias personas que pierden la vida. Hemos encontrado tres cuerpos, dos en el parque principal y otro a la orilla del río”, aseguró el oficial, y dijo que de las cinco personas heridas hay dos con impactos de arma de fuego. Los demás, presentan heridas por objeto contundente.

El general, de acuerdo con el noticiero, afirmó que todas las víctimas son personas adultas, y que entre los heridos hay dos mujeres.

“Según la comunidad, entre las personas que fallecen dos de ellas no son del sector y el otro es un trabajador que se desempeñaba en temas de minería”, dijo el coronel.

El general Juan Carlos Ruiz, comandante de la Séptima División del Ejército, dijo en Twitter que sus tropas acompañan a la Policía y Fiscalía en las tareas de investigación en Antioquia.

Indepaz dice que esta es la masacre número 83 de 2020

Caracol Radio mencionó que, según la Policía, en esta zona de Caucasia hay una “disputa por el control de las rutas del narcotráfico entre ‘Los caparros’ y el ‘Clan del Golfo’”, y esta masacre ocurre dos días después del asesinato de cuatro hombres en El Bagre.

La emisora consultó al director de la fundación Indepaz, Camilo González, y lo primero que dijo es que con esta incursión armada ya son 83 las masacres que se cuentan en todo el 2020.

González se refirió al hecho de que los asesinos vistieran prendas similares a las de las fuerzas armadas y que se desplazaran en lanchas por el río, sin siquiera ser detectados por la Policía o el Ejército.

“Como es posible que varias lanchas con más de 50 efectivos, con camuflaje de uso privativo del Ejército, circulen por una de las rutas conocidas, y que hasta esta hora no se haga anuncio de un combate, eso es inexplicable”, dijo González en la emisora.