La razón, de acuerdo con un documento de la Fiscalía citado por CM&, es que Marín quería obtener 58 contratos que estaban relacionados con el mantenimiento y reparación de vías terciarias y la reforestación de más de 2.000 hectáreas afectadas por minería ilegal, relacionados con la reintegración de exguerrilleros.

Para el ente acusador, dice el informativo, Marín, actualmente preso en Estados Unidos por delitos de narcotráfico y protegido por la justicia de ese país por declarar contra ‘Santrich’,  es la cabeza de una organización que buscaba obtener esos contratos, y diseñó la estrategia ilegal.

Tramitar de manera irregular la adjudicación de contratos, cuyo proceder sería el pago de coimas o dineros a funcionarios del Ministerio de Agricultura”, asegura el documento de la Fiscalía, según el noticiero.

Los contratos iban a ser adjudicados por la Agencia de Desarrollo Rural y el Invías, en los departamentos de Cundinamarca, Santander, Boyacá y Antioquia, por lo que Marín, dice el medio, habría contactado con trabajadores de esas entidades.