La queja sobre los supuestos líos de faldas del presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) llegó, por medio de una carta, al despacho de la ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez, el pasado mes de enero.

Allí, según documento que publicó Noticias Caracol, se advertía sobre una pelea entre la esposa del funcionario y una mujer a la que se refieren como la amante de Morelli.

“En noviembre del año pasado, en las instalaciones del Ágora, centro de convenciones de Bogotá, en la cumbre de petróleo y gas la señora María Clara Avilán, esposa del doctor Luis Miguel Morelli, caminaba por uno de los pasillos de la exposición cuando sucedió lo inesperado: en su camino apareció la señora Slendy Clavijo, la amante del señor Morelli, cruzaron palabras de grueso calibre y trataron de irse a las manos”, se lee en la carta.

Allí también se dice que la escena que protagonizaron las dos mujeres fue “el detonante que estalló la crisis que nadie atendió”, ya que en contra del funcionario había denuncias sobre aparentes irregularidades en el manejo de recursos y en la contratación de personal.

Y es que precisamente El Tiempo dio a conocer que Clavijo Pantaleón era “la mujer que movía los hilos” en la Agencia, como vicepresidenta de Asignación de Áreas, y que pese a ser una contratista de la entidad empezó a tener un “poder creciente” que la catapultó hasta el cargo que ocupa hoy día.

El periódico se remite a la carta de la queja para decir que, con el paso del tiempo, Clavijo reordenó el área de vicepresidencias hasta que logró “ascender a su hermana”, Marcela Clavijo, al cargo de directiva de la Estrategia Territorial de Hidrocarburos (ETH), y que también “le mejoró los honorarios a su primo, Ómar Pantaleón”.

“Slendy Clavijo Pantaleón, sus familiares en la ANH y todo el andamiaje de funcionarios que ha incorporado a la cadena criminal van por la plata, destruyendo la reputación del gobierno Duque”, se afirma en uno de los apartes de la carta.

Finalmente, los dos medios coinciden en que a Morelli le atribuyen “un detrimento” con los recursos de la ANH, pues habría favorecido a empresas del sector petrolero, mientras que a Clavijo la señalan de haber elevado de 8 a 22 millones de pesos varios contratos de prestación de servicios.

Así las cosas, las irregularidades detectadas en la agencia, que se encarga de la contratación para la exploración y explotación de hidrocarburos, tenía a Morelli en la cuerda floja, pero la queja del supuesto lío de faldas le terminó dando el empujón que lo tumbó de su cargo.

En este informe, Noticias Caracol reveló la denuncia.