El pistolero entró con la intención de asesinar a Luis Galvis Valdez, alias ‘Bomba’, que según El Heraldo es un presunto integrante de la banda delincuencial ‘los Cabezones’.

No obstante, en su afán por cometer el ataque el hombre accionó su arma y le propinó dos tiros al hermano de Galvis, que de acuerdo con ese medio tenía 16 años de edad.

Al notar que había fallado en su objetivo, el pistolero huyó del lugar hasta donde lo esperaba su cómplice en una motocicleta, pero al llegar allí su compinche “lo dejó abandonado” ya que la comunidad reaccionó al escuchar los disparos.

El medio regional recogió los testimonios de varios testigos que aseguran que el hombre intentó escapar “volando techos”, que disparó contra quienes lo perseguían y que al quedarse sin balas rompió un tejado y cayó dentro de una vivienda.

En su intento por salir de allí, de acuerdo con Noticias RCN, una turba enardecida lo atacó a golpes, “con palos y arma blanca”, hasta causarle la muerte. Al joven lo conocían con el alias de ‘Culebrito’, y su cuerpo fue hallado en la mitad de una cancha de fútbol.

Según explicó al medio local el coronel Jorge Pinzón, comandante operativo (e) de Policía en Barranquilla, dos personas fueron detenidas como responsables de participar en el linchamiento.

“Los detenidos están plenamente identificados […] son sindicados de ocasionar la muerte a la persona que al parecer es responsable de la muerte de este menor”, dijo el oficial en relación al asesinato del menor Ronald Enrique.

Las autoridades hicieron un llamado a la ciudadanía para que no tome la justicia por mano propia, pues eso les puede traer problemas con la justicia.