Se trata de un feto que fue encontrado mientras el personal de aseo de la universidad hacía labores de mantenimiento en la planta de aguas del lugar, informó Blu Radio.

“De repente, notaron que el pequeño cuerpo flotaba por las aguas residuales, no obstante pensaron que se trataba de un muñeco que había caído en el sitio”, mencionó el medio.

La emisora reseñó que la Fiscalía General de la Nación investiga la situación para establecer qué fue lo que sucedió y las personas implicadas.

Por su parte, El País destacó que la primera hipótesis que las autoridades manejan en el caso es que el feto habría sido arrojado en uno los baños de la institución educativa.