Algunos de los jóvenes recluidos allí estuvieron caminando por los techos, mientras que otros trataron de saltar los muros del centro, destacó Citynoticias. 

Ante el alboroto, varios uniformados que estaban cerca del lugar reaccionaron y evitaron que los menores se escaparan, agregó el medio.

Incluso, para impedir la masiva fuga, fue necesario el apoyo del helicóptero halcón de la Policía, que estuvo sobrevolando el lugar para monitorear los movimientos tanto de reclusos como de autoridades.

Durante la revuelta, anota el noticiero, la Policía de Infancia y Adolescencia ingresó al centro de atención para controlar la situación, objetivo que parece haberse logrado

Hacia la medianoche, la Policía y las directivas del lugar estaban haciendo el conteo de los jóvenes que están en proceso de resocialización, contó el informativo.

La seguridad fue reforzada en el sector para evitar cualquier brote de violencia, concluyó Citynoticias.