Con la idea de que la democracia en América Latina está en peligro y hay que buscar mecanismos para defenderla un foro reunirá este miércoles en Miami a dirigentes políticos de la región con el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, a la cabeza.

El presidente chileno, Sebastián Piñera, y el colombiano, Iván Duque, se comprometieron a intervenir vía Zooom, dijo este martes a EFE una fuente del Instituto Interamericano para la Democracia (IID), organizador del foro “Defensa de la Democracia en las Américas”.

La intervención de Duque se dará en momentos de una grave crisis social en Colombia, en la que todos los sectores de la ciudadanía piden diálogo con el dirigente, que militarizó las ciudades para controlar las protestas, pero este hecho desató al menos 18 muertes de manifestantes a manos de la Policía Nacional.

En Miami estarán, además de Moreno, el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro,y los expresidentes Mauricio Macri (Argentina), Andrés Pastrana (Colombia), Luis Guillermo Solís (Costa Rica) y Osvaldo Hurtado (Ecuador), además de académicos y analistas políticos.

Por diversas razones suspendieron su participación los presidentes de El Salvador; Nayib Bukele, Paraguay; Mario Abdo Benítez, y Costa Rica, Carlos Alvarado Quesada.

Según el presidente del IID, el exalcalde de Miami Tomás Regalado, quien dará mañana la bienvenida a los participantes del foro en el Hotel Biltmore, esta reunión va a ser un “grito” en favor de la democracia.

El programa incluye paneles sobre “Agresión a la Democracia en las Américas”, “Dictaduras en las Américas”, “Democracia y dictaduras de crimen organizado” y “Defensa de la Democracia” y se cierra con el panel presidencial en el que Lenin Moreno será el orador principal.

El exministro boliviano Carlos Sánchez Berzaín, director ejecutivo de IID, dijo este martes a Efe que Moreno, que dejará este mes la Presidencia, dio una “lección” al defender el sistema democrático en Ecuador después de haber ganado las elecciones como candidato del “correísmo”, que era “puro castrochavismo”.