El presidente Iván Duque se refirió al tema en medio de un discurso que ofreció desde el Catatumbo, y allí dijo que “la paz con legalidad marcha bien, marcha en ejecución”, pero que es urgente y necesario enfrentar las amenazas de quienes no se acogieron al proceso: las disidencias.

“Así como vemos ese caso de disidencias tratando de sembrar el terror en algunos lugares, también vemos casos como el que estamos materializando hoy acá en el Catatumbo: inversiones productivas para transformar regiones que han sido agobiadas por la violencia”, resaltó el jefe de Estado.

Duque también fue enfático en señalar que si bien el proceso “va por buen camino”, de todas formas su Gobierno tiene que enfrentar retos como los ataques a excombatientes y los asesinatos de líderes sociales.

“La paz con legalidad se ve cuando hay cobertura prestacional y de salud a más del 90 % de los excombatientes […] cuando estamos cambiando la forma en la que los excombatientes acceden a bienes y servicios y, también, consolidan oportunidades de propiedad”, reiteró Duque, según comunicado de Presidencia.

Estas palabras fueron interpretadas por medios, entre esos El Espectador, como una “desautorizada” del presidente a su ministra del Interior, que se refirió al proceso como un acuerdo “semifallido”.

Eso sí, hay que decir que Gutiérrez aclaró que hablaba “en lo personal” sobre este tema, pero ni así se salvó de la polémica que se armó por sus declaraciones, las cuales entregó durante un foro que organizó Semana.

Estas son las declaraciones del presidente Duque: