La molestia del congresista del Polo Democrático es porque la Cancillería informó este jueves que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le notificó al Gobierno que había decidido cerrar el expediente en el que se le brindan medidas cautelares.

Ante eso, Cepeda señaló que esa información “no corresponde a la verdad” y que “por el contrario, se manifestó que “persiste la situación de riesgo” para su vida.

Estas medidas ese dieron porque en el año 2013, los abogados de Cepeda radicaron la solicitud ante la CIDH para proteger sus derechos políticos, “a raíz del proceso que adelantó la Procuraduría General de la Nación y que culminó con la absolución del senador Cepeda de las falsas acusaciones de manipular testigos contra el senador Álvaro Uribe”.

Por eso, le pidió una rectificación a la Cancillería, pues, a su juicio, esa información “podría dar lugar al debilitamiento de la protección reforzada a la que se encuentra obligado el Estado colombiano en virtud de esta decisión”.

El Ministerio de Relaciones Exteriores, por su parte, aclaró que “el esquema de seguridad otorgado al senador Cepeda Castro y a su familia, en cumplimiento de las medidas decretadas por la CIDH, sigue plenamente vigente y es ejecutado por la Unidad Nacional de Protección”.