Y es que Nicolás García, gobernador de Cundinamarca, a través de un video (publicado en esta nota) dijo que tenía 134 ventiladores mecánicos hace 4 meses, y que necesitaba saber si, en medio del segundo pico de la pandemia, los podía utilizar para seguir habilitando camas UCI.

Ante el pronunciamiento de García, el Invima respondió que la alerta sobre los ventiladores Eternity SH 300, que llegaron a Colombia el año pasado, siguen si poder utilizarse porque hubo un “incremento exponencial en reportes de eventos adversos serios, donde 6 pacientes murieron”.

(Vea también: Invima autoriza que se pruebe tratamiento contra COVID-19 que creó médico colombiano)

El instituto detalló que las emergencias se presentaron en 12 hospitales del país, y fueron reportados desde el 31 de julio del 2020.

El fabricante e importador fueron advertidos con la alerta del Invima, aseguró la entidad en el siguiente trino, pero “a la fecha no han dado garantías que permitan subsanar las irregularidades graves evidenciadas”.

Polémica entre Gobernación de Cundinamarca e Invima por ventiladores para UCI

En la comunicación, la entidad aseguró que ya le ha dicho a García, por medio de escritos, que no puede utilizar los ventiladores que tiene guardados.

No obstante, en su video, el gobernador también le pidió al Invima que dé una respuesta acerca de los ventiladores desarrollados por la Universidad de la Sabana, pues “pueden salvar vidas”, dijo,  como se escucha a continuación: