Los funcionarios, en especial los del Centro Democrático —según CM&—, le solicitaron a la Personería Distrital que investigue si Rodríguez cometió alguna falta disciplinaria, al decir que el Concejo de Bogotá era un circo, sin percatarse que tenía el micrófono abierto en una plenaria.

El informativo señala que muchos concejales creen que las palabras de la jefe de prensa de la Secretaría de Cultura fueron inapropiadas por sus funciones laborares, por lo que podría ser sancionada por “imprudente”.

Asimismo, el presidente de la comisión, el concejal Óscar Ramírez Vahos, le pidió al secretario de Cultura, Nicolás Montero, que se pronunciara al respecto de la bochornosa situación, agregó El Nuevo Siglo.

“El Concejo merece respeto. De verdad nos estamos sintiendo ofendidos por parte de usted con ese comentario que acaba de hacer. Si a usted le parece que nosotros somos unas personas venenosas y que el ejercicio de nuestras facultades no coincide con su manera de pensar, pues nos parece muy grave. Yo quisiera que el secretario Nicolás Montero se hiciera presente y nos dé una explicación formal de porque usted está diciendo que prefiere que el Concejo trabaje virtualmente y que somos unas personas venenosas“, manifestó Ramírez Vahos en la plenaria.

No obstante, hasta la publicación de esta nota, la Secretaría de Cultura de Bogotá no se pronunció sobre este episodio.