Al menos esa es la versión que fue difundida por Bienestar Familiar a través de un comunicado que fue enviado a Noticias Caracol.

Según esa entidad, la niña fue rescatada por militares en medio de combates con disidencias de las Farc en una zona rural del municipio La Playa el pasado 8 de mayo y fue traslada en helicóptero hasta Ocaña en donde quedó en manos de la Policía de Infancia y Adolescencia.

Sin embargo, en hechos que son materia de investigación, la niña habría evadido la protección de un Hogar Sustituto de Bienestar Familiar a donde fue enviada por un juez de control de garantías.

Pero un día después, campesinos la hallaron sin vida y con un tiro en la cabeza, en un paraje del municipio de Ábrego, Norte de Santander, señaló el noticiero.

La menor fue presentada ante la Fiscalía como un miembro de uno de los grupos que operan en el Catatumbo; presentada como capturada; al principio, que tenía fusil, luego que no tenía fusil”, añadió a Noticias Caracol Nelson Arévalo, defensor de derechos humanos.

Entre tanto, el ICBF sostuvo que el caso está bajo investigación y destacó que la niña, que era oriunda del estado de Zulia, Venezuela, había sido incorporada a la ruta de restitución de derechos por lo cual designó a un equipo de la Defensoría de Familia.