La mamá de la niña reportó el hecho  ante las autoridades un día después, cuando comenzó el operativo para dar con su paradero.

Posteriormente, el cuerpo fue encontrado entre 2 costales abandonados en un lote baldío del municipio.

En sus primeras declaraciones, la Policía aseguró que a simple vista el cuerpo no presenta señales de agresión sexual, pero que será el Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses el encargado de dar un dictamen al respecto.

“Con profundo dolor recibimos la terrible noticia de un nuevo caso de feminicidio en nuestro departamento. Exigimos apoyo al Gobierno para que los responsables de estos hechos repudiables presentados en Colombia y el Meta, sean castigados con cadena perpetua”, trinó Marcela Amaya García, gobernadora del Meta.