Yazo fue agredido la semana pasada cuando atendió un llamado de la central de radio de la Policía Nacional sobre un caso de riña múltiple en el barrio Aguas Claras, de la localidad de San Cristóbal (sur de Bogotá).

“Nos empiezan a golpear con objetos contundentes, palos, y luego sacaron armas cortopunzantes, tipo machete”, relató el uniformado a Noticias Caracol, días después de que fue operado con éxito por un cirujano especialista.

El oficial Jorge Eduardo Yazo narró al mismo informativo que una vez vio que lo estaban agrediendo con un machete, dio un paso atrás y colocó sus manos a la altura de la cabeza para proteger su vida. Fue en ese momento que uno de los golpes le amputó un pedazo de su mano derecha.

Yo mismo cojo la mano con mi mano izquierda y luego me trasladan” al Hospital Central de la Policía, agregó el uniformado que reaccionó con frialdad ante semejante situación.

Hernando Laverde, cirujano de mano del Hospital de la Policía, explicó a Noticias Caracol que la cirugía, que duró unas 9 horas, fue todo un éxito gracias a que el pedazo de mano amputada llegó en buenas condiciones.

“La mano la empacaron muy bien. Venía en una bolsa plástica con una compresa húmeda y hielo por fuera para no quemarla. Venía muy bien preservada, afortunadamente”, dijo Laverde.

“Fue bastante compleja porque, como le expliqué al paciente, la mano es como un tronco. Es más fácil ponerla al nivel del tronco (señala la muñeca), que al nivel de las ramas (señala la mitad de la mano) porque están divididos los nervios”, detalló el cirujano especialista a ese medio.

Jorge Eduardo Yazo, por último, agradeció a Dios y al médico al poder recuperar su mano derecha y pidió a sus superiores arrestar a las personas que lo agredieron con los machetes.

Implantan mano a policía de Bogotá al que le habían amputado un pedazo en un riña