El delincuente, que habría asesinado con una puñalada al mesero Oswaldo Muñoz, fue identificado por las autoridades casi un mes después de ocurrido el crimen, informó el general Óscar Antonio Gómez Heredia, comandante de la Policía de Bogotá, en su cuenta de Twitter. 

El oficial indicó que el ciudadano venezolano que fue identificado tenía antecedentes por hurto, había sido capturado el año pasado y fue puesto en libertad por un juez de control de garantías.

De igual forma, la Policía reiteró que ofrece una recompensa de 20 millones de pesos por la captura del delincuente que habría acabado con la vida de Oswaldo Muñoz, un mesero que iba rumbo a su lugar de trabajo cuando fue apuñalado, el pasado 28 de octubre. 

La identificación del sujeto se da una semana después de la captura de Luis Neomar García, otro de los venezolanos implicados en el asesinato de Muñoz. 

García, quien fue detenido en la frontera colombo-venezolana, había cambiado su aspecto físico para pasar desapercibido y así emprender la huida hacia su país. 

El individuo se había pintado el pelo y se había dejado crecer el bigote, razón por la que el retrato hablado de la Policía no coincidía con el aspecto del capturado.  

Las huellas del presunto asesino fueron seguidas meticulosamente por agentes de la Dijín, quienes el pasado 12 de noviembre habían publicado las fotos de los 4 sujetos que habrían estado implicados en el intento de robo y posterior asesinato de Oswaldo Muñoz, en un Transmilenio en el norte de Bogotá. 

En el momento de su captura, García estaba acompañado por varios familiares, quienes lo estaban ayudando a planear la fuga hacia Venezuela. Sus allegados estaban ayudando al hombre a buscar escondite en Norte de Santander, teniendo en cuenta que la frontera entre Colombia y Venezuela está fuertemente custodiada.

Este es el aviso que dio el general Óscar Antonio Gómez Heredia, comandante de la Policía de Bogotá: