La afirmación del funcionario está relacionada directamente con el uso de ventiladores en las unidades de cuidados intensivos en todo el país.

Ruiz afirmó que ya el Ministerio de Salud acordó con todos los gobernadores el plan de dotación para suplir a todos los departamentos de acuerdo a la disponibilidad de estos equipos.

Fue en ese momento en el que señaló que quería hacer un llamado sobre el uso adecuado de los ventiladores para que realmente presten el servicio a quienes lo necesitan y lanzó la denuncia:

“Hemos venido observando que las unidades de cuidado intensivo, en muchos lugares de Colombia, están siendo mal utilizadas. Sabemos que en muchos hospitales y clínicas particulares mantienen pacientes en áreas de cuidado intensivo mas allá del tiempo que se necesita y básicamente con un incentivo puramente económico de tener la cama ocupada y de poder facturar los servicios. Este incentivo es absolutamente perjudicial para los servicios de salud, para la disponibilidad, y especialmente para que la gente pueda acceder a los ventiladores”.

El ministro apuntó que le pedía a las gobernaciones que garantizaran la mejor utilización de esas áreas y con un uso eficiente.

“En este momento tenemos en el país un indice de ocupación entre el 50 y el 60 %, pero observamos que hay departamentos del país donde la tasa de ocupación esta en 70-80% y varios de esos casos son por mala utilización“, añadió.

Pero eso no es todo, el ministro dijo que tienen conocimiento de “otro incentivo”:

“Es el de no reportar a los centros reguladores de urgencias las camas que estén libres, buscando de alguna manera que la cama se utilice con un asegurador con el que se tiene contrato o una EPS que históricamente les genera mejores flujos de fondos. Ese uso es absolutamente inadecuado”.

Ruiz insistió en que dirigirse a los mandatarios departamentales para decirles que “esto atenta directamente contra la vida de las personas”.

El funcionario que ha liderado la crisis de coronavirus en Colombia enfatizó en que “una cama ocupada inadecuadamente es una cama que le resta la oportunidad de vivir a un paciente”, y también pidió el apoyo de los secretarios de Salud en todo el país.

En ese sentido, advirtió que ya está trabajando con la Superintendencia de Salud para validar el uso de las UCI y “actuar de la manera más inmediata para evitar el mal uso de los ventiladores”.

Ante los senadores, Ruiz detalló que el Gobierno Nacional ya adquirió 2.767 ventiladores que obtendrán en los próximos meses. 92 de estos llegaron al país en mayo y se espera que en junio haya 450 más.

Para julio se importarían otros 1.500; 600 en agosto, 100 en septiembre y 50 en octubre. Todos ellos se distribuirán de acuerdo al grado de afectación e indice de ocupación, por eso la necesidad de la transparencia en las cifras.

Sobre esos equipos, el ministro informó que suministrarán a medida que vayan llegando, pero aclaró que “no puede ser equitativa porque para poner las unidades en funcionamiento se necesita una solicitud de más de 5 ventiladores” en un solo lugar para que amerite el desplazamiento técnico de los proveedores que instalan los ventiladores” con la “adecuada instalación, inducción y capacitación que se requiere para el uso adecuado de estos elementos”.