El trágico suceso se dio en la vivienda que compartían el hombre, de 21 años, y la mujer, de 44 años, en el barrio Santo Domingo (nororiente de Medellín), informó el portal regional Minuto 30.

Este ataque se habría dado en medio de una discusión que la pareja tuvo. Al parecer, venían afrontando problemas de convivencia y no era la primera vez que se daban hechos de violencia entre ambos, añadió ese medio.

Ante la denuncia de lo ocurrido, la mujer fue trasladada hasta un centro médico de esa zona de la ciudad, donde lamentablemente falleció, apuntó el portal regional Alerta Paisa.

Asimismo, el sujeto se habría entregado voluntariamente ante un CAI de la Policía de Medellín para responder por su crimen, indicó esa publicación.

Sin embargo, el plan inicial del individuo era otro. Según Blu Radio, el sujeto habría intentado suicidarse ingiriendo veneno. Lo que el hombre no sabía era que el líquido ya estaba vencido y por eso no surtió efecto.

No es el único caso reciente de violencia contra la mujer, en Medellín

El pasado 26 de noviembre, fue detenido en el norte de la capital antioqueña un hombre, de 26 años, que le prendió fuego a su novia, de 22 años, después de una discusión que escaló hasta llegar a ese violento ataque.

Sobre ese caso, el portal Alerta Paisa aseguró que la joven “se trasladó por sus propios medios hasta la Policlínica” para buscar ayuda, ya que sufrió quemaduras de gravedad en el rostro y en varias partes de su cuerpo.

Lamentablemente, la problemática no se limita a algunos casos y el confinamiento por la pandemia de COVID-19 ha llevado a un aumento de denuncias por violencia intrafamiliar.

En ese momento, Noticentro CM& entrevistó a la concejal de Medellín, Dora Saldarriaga, quien dijo que en Antioquia van cerca de 6.943 solicitudes de mujeres que pidieron medidas de protección por hechos de violencia intrafamiliar.

La preocupación de las autoridades es porque entre enero y octubre se han presentado 12.784 casos de violencia intrafamiliar en Antioquia, y porque el reporte oficial indica que hubo un incremento del 112 % en las llamadas a la línea 155 para denunciar actos violentos contras las mujeres.