La mezcla de intolerancia y exceso de alcohol fue el detonante que terminó con el asesinato del joven, informó El Heraldo, que citó a fuentes de las autoridades.

El atroz crimen sucedió justo al lado de una cancha de fútbol del barrio La Milagrosa, destaca el medio regional.

Tal sería la cantidad de licor que víctima y victimarios consumieron, que el delito ocurrió pasada la madrugada, sobre las 6:30 de la mañana del pasado domingo.

De acuerdo con la Policía, Arrieta estaba bebiendo con los que se convertirían en sus asesinos, identificados por el rotativo como Jorge Eliécer Escalante Rada, de 50 años, y Elián Soto Estrada, de 19.

Después de beber tanto, cuentan las autoridades, los 3 resultaron peleando y, por viejas rencillas, los 2 acompañantes de la víctima la apuñalaron en el cuello y el pecho.

Después del hecho, los vecinos del sector avisaron a la Policía, que logró capturar a los señalados y llevarlos a la URI de la Fiscalía en Soledad (Atlántico), agregó La Libertad.