En el 2014, Colombia quedó sorprendida con el particular caso de este hombre que fue condenado luego de que fuera capturado en 63 oportunidades robando chocolatinas de las tiendas de Bogotá.

Su nombre es Luis Augusto Mora y luego de cumplir una pena de cuatro años y tres meses de prisión, en La Picota, recobró la libertad y emigró a Estados Unidos, dónde vivió con su madre por tres meses.

Luego de su experiencia en Norteamérica decidió volver, pero se encontró con otro lío judicial que, dice él, no le corresponde pagar. Sobre este colomboestadounidense hay una orden de captura por el mismo delito: tentativa de hurto por chocolatinas.

“El tope máximo que le pueden dar a una persona es coger el proceso más alto y doblarlo, nada más”, le contó a Noticias Uno este hombre. En su caso, la condena fue de 11 meses y, si aplica esa fórmula, lo máximo serían 22 meses tras las rejas, pero él superó ese tiempo en la cárcel de Bogotá.

Según explicaron en este noticiero, lo que habría pasado es que al juez, al parecer, se le olvidó este delito y no lo contó dentro de los otros 63 procesos de la condena inicial.

A pesar de Mora está libre desde el 31 de julio del 2018, hasta la fecha no ha podido conseguir ningún trabajo ni salir del país por esa orden de captura que tiene en su contra por la misma falta por la que ya pagó.

Historia del hombre que robaba chocolatinas

Luis Augusto Mora Ferrer es un hombre que nació en Colombia, pero a los cinco años de edad emigró con su familia a Atlanta, Estados Unidos, donde estudió y creció.

Ya adulto, él regresó a Colombia y creó una empresa que prestaba asesorías por call center para una compañía de vuelos, pero estando en el país se enteró del fallecimiento de su hija, quien murió en un accidente de tránsito en ese país norteamericano.

El hombre entró en una depresión profunda y se quedó a vivir en las calles. Para conseguir droga, él intentaba robar chocolatinas en las tiendas de Bogotá porque eso lo podía cambiar por bazuco, pero lo atraparon en 63 oportunidades.

“En unas áreas soy bueno, pero en la delincuencia fracasé muy mal”, reconoció Mora en la entrevista con Noticias Uno.