El hombre entregó su testimonio en Noticias Caracol luego de que la Policía lanzara un operativo en esta zona, en donde detuvo a varias personas.

El hombre dijo que al llegar a la ‘barritanga’ pidieron trago, señal que según el noticiero atrae a estas mujeres ya que es sinónimo de que el cliente lleva dinero para gastar.

“Una mujer morena se acerca y pide que le regalemos un trago para brindar con ella. Nosotros accedimos, amablemente, y al cabo de 5 o 10 minutos ya estábamos totalmente dormidos con mi compañero”, narró esta persona.

La víctima dice que lo único que recuerda es que al despertar estaba encerrado en un cuarto dentro del mismo bar. “Cuando despierto, estoy encima de un mesón. Me habían sacado como un 1’400.000 pesos que tenía en ese momento”, explicó.

El hombre dijo que al notar que no tenía efectivo en el bolsillo le tocó sacar su tarjeta para pagar lo que debía, pero que un hombre que sostenía el datáfono le robó su clave.

“Me ponen a dormir con una cerveza que me ofrecen, durante unas tres horas o más”, agregó.

Durante el tiempo que la víctima permanece drogada y retenida en el bar, según el noticiero, los delincuentes aprovechan para ir a cajeros a sacar el dinero y para hacer compras con las tarjetas.

Este accionar quedó evidenciado en varios seguimientos que la Policía les hizo a los integrantes de la banda, y de acuerdo con las grabaciones una mujer hace una millonaria compra en una licorera y luego llega un hombre y recoge los productos en una camioneta.

Me desocuparon la cuenta: 15 millones y medio”, agregó la víctima, que solo pudo salir del bar luego de más de 12 horas de haber estado retenida y bajo el efecto de la droga.

En otra grabación se ve a un hombre que retira dinero de un cajero y escoltado por una mujer, que según el noticiero es una ‘tomasera’ que lo llevó drogado hasta allí para hurtarle su dinero.

Al final del operativo, la Policía allanó varios locales del sector y detuvo a unas 20 personas. También, hallaron drogas sintéticas, licor adulterado, tarjetas debido y crédito y hasta personas que estarían drogadas en una mesa.

Cabe recordar que desde 2014 la Policía viene impulsando una campaña para que rumberos estén alertas en este tipo de sitios, ya que las denominadas ‘tomaseras’ apelan a sus atributos físicos para engañar a los clientes.

En ese momento, la Policía compartió el testimonio de un hombre que está en prisión acusado de pertenecer a una de estas bandas, y según contó las ‘tomaseras’ van tras hombres que piden trago, más no cerveza.

“Cualquiera no toma whisky en una taberna… y el man después de que la sienta en la mesa (a la mujer) y le brinda los dos primeros tragos, ya en el tercero va la pepa”, contó el procesado.