El campesino Luis Enrique Díaz se encontró de frente con el hipopótamo cuando fue a recargar el aspersor, indicó Semana Sostenible, y aunque intentó huir, recibió mordidas del animal, fruto de los hipopótamos que Pablo Escobar trajo a Colombia en la década de los 80.

Díaz recibió ayuda de otros colaboradores de la hacienda, que lo llevaron a un centro médico de Puerto Triunfo, pero por la gravedad de las heridas, dijo el medio, fue trasladado a un hospital de Rionegro, Antioquia.

El campesino sufrió heridas en el tórax, un pulmón y en una de sus extremidades inferiores, aunque afortunadamente está fuera de peligro, agregó Blu Radio.

Hace dos meses, una investigación alertó sobre los potenciales efectos ecológicos y socioeconómicos que podían causar los más de 50 hipopótamos que hay en Colombia, productos de la reproducción de 4 animales de esa especie que el extinto narco mandó a traer desde África. 

Para evitar que este tipo de accidentes se vuelvan a repetir, el coordinador de Bosques de la autoridad ambiental de Antioquia, David Echeverri, pidió, en declaraciones reproducidas por la emisora, no acercarse a los animales y dar aviso en caso de ver alguno.