Sin embargo, destacó que la principal preocupación de los habitantes se origina a partir de la tragedia que vivió la comunidad en el pasado, y que ocasiona que cada que haya algún brote de violencia, así sea pequeño, traiga a colación estos acontecimientos; “que es entendible, eso genera una sensación se zozobra y miedo”, dijo Palacios en la W Radio.

El funcionario aclaró que lo que sucedió el pasado mes de diciembre fue una incursión de entre 10 y 15 delincuentes, que llegaron a intimidar a la comunidad y aseguraron que tenían una presencia aún más grande en los alrededores.

“Queda claro que eso fue lo que se presentó, pero que el control lo tiene el Ejército con más de 5.500 hombres en todo el departamento del Chocó, y unos 300 solo en la zona de Bojayá”, añadió el funcionario en la emisora.

De otro lado, el viceministro indicó que el Estado se comprometió a realizar una inversión en el palacio municipal y a construir unas instalaciones del Ejército; “con lo que garantizamos la presencia del Gobierno en la zona”.