Según la Fuerza de Tarea Conjunta Hércules, militares acudieron a la vereda de Fátima, del municipio Roberto Payán, “con el fin de verificar la ubicación de tres presuntas foses comunes, de acuerdo con información suministrada por la comunidad”.

En la operación, en la que participaron la Brigada de Infantería de Marina y la Policía Judicial, se logró la ubicación de cinco cuerpos, agregó la información.

Las Fuerzas Militares no dieron detalles sobre las víctimas ni las circunstancias de sus muertes, y explicaron que será el Instituto de Medicina Legal el que se encargará de la identificación de los cadáveres recuperados.

Las víctimas habrían viajado a esa zona desde el municipio de López de Micay, en el vecino departamento del Cauca, y al parecer fueron detenidas por un grupo armado en un retén ilegal.

Nariño es uno de los departamentos con más hectáreas sembradas de coca y es corredor estratégico para la salida de cocaína hacia el Pacífico. Allí hay presencia de bandas dedicadas al narcotráfico y de disidencias de las Farc, que se disputan el control del territorio.