El cuerpo de la menor, según Caracol Radio, tenía marcas en el cuello, golpes en la cabeza y estaba desnudo cuando la Policía lo encontró, este lunes.

Posteriormente, la Alcaldía de Guapi, Cauca, afirmó en un comunicado que la niña, que iba a cumplir 12 años, fue asesinada y violada en la noche del 10 de enero, cuando se reportó su desapareción.

El Vicariato Apóstolico del municipio detalló en un comunicado que la menor fue hallada “en terrenos de propiedad del Vicariato en cercanías al Hogar Mónica, lugar de amparo y protección para niños vulnerables”.

La autoridades de Guapi abrieron una investigación para dar con los responsables de este crimen, que tiene aterrorizada a la comunidad de Cauca.

“Hemos dado instrucciones explicitas conforme a la constitución y la Ley, para que la policía proceda con las investigaciones y captura de los responsables de este execrable crimen, a la fiscalía para que de igual actúe con celeridad, y la mayor colaboración comunitaria, porque el crimen se tiene que resolver”, indicó la  Alcaldía en el documento.

Asimismo, el vicario aspóstolico de Guapi, monseñor Carlos Alberto Correa, clamó justicia por la pequeña Maira Alejandra, y pidió celeridad con la investigación.

“Rechazamos con vehemencia la tortura, violación y posterior asesinato de
la menor MAYRA. Quiero manifestar mi oración y cercanía a la familia de la niña MAYRA y a la vez solicitar a las autoridades competente toda la celeridad en el desarrollo de la justicia, pues hay cierta sistematicidad en la persistencia de violaciones a niñas y jóvenes en nuestro municipio“, se lee en el comunicado.

Hasta el momento, no se conoce quién o quénes pudieron cometer este aberrante crimen.