Dayana Vargas, esposa del domiciliario —de 25 años— aseguró en Noticias Caracol que Germán iba en camino a recogerla al trabajo, pero decidió quedarse en las manifestaciones:

“Se quedó en la protesta y uno de los policías le pegó un tiro”.

En entrevista con el noticiero, la mujer exigió “que se haga justicia” y que la muerte de su esposo —una de las 9 víctimas mortales de los disturbios en Bogotá— “no quede impune”.

Yeny Puentes, hermana del domiciliario, indicó al informativo que en este momento su familia está tratando de acceder a los videos de las cámaras de seguridad donde se registró el fallecimiento de Germán para identificar al responsable de su muerte.

En diálogo con El Tiempo, Graciela Valero, madre del joven, cuestionó el proceder de la Policía durante las protestas y desmanes que se registraron en la noche del 9 de septiembre, a raíz de la confusa muerte del abogado Javier Ordóñez.

“¿Esa es la clase de protección que tenemos los bogotanos? ¿Qué más quieren? Fue a mi hijo al que me quitaron”, expresó Graciela y luego añadió:

“Yo solo pido justicia por mi hijo, ¿quién me lo va a devolver?”.